¡¡¡BIENVENIDOS!!!
El Blog tiene muchas páginas. En los ARCHIVOS puedes ver todas las entradas de cada
mes en una sola ventana. (TE RECOMIENDO ESTE SISTEMA).

Con el BUSCADOR puedes ubicar algún tema que te interese en particular

10.12.08

CIENCIA _ URUGUAYOS por el MUNDO

"El descubrimiento de un proceso molecular que aumenta la defensa de las células contra los virus, realizado por los uruguayos MAURO COSTA-MATTIOLI y RODNEY COLINA, permitirá mejorar en un futuro las terapias contra el SIDA o la hepatitis C. También la gripe, el ébola y la neumonía asiática (Síndrome Agudo Respiratorio Severo) serán otras enfermedades que podrán combatirse con "mayor eficacia" gracias a este avance, explicó hoy Colina en una entrevista con EFE. Este científico y profesor uruguayo trabajó cuatro años en la universidad canadiense McGill de Montreal, donde colaboró con Mauro Costa-Mattioli (también uruguayo) y un equipo de investigadores de la Universidad de Otawa y del Instituto de Investigación Clínica de Montreal. Este equipo descubrió un proceso molecular que mejora la respuesta contra los virus de los ratones transgénicos con los que trabajaban y que podría trasladarse a los humanos. El hallazgo acaba de ser publicado en la revista NATURE, lo que supone un orgullo para cualquier científico. Los científicos eliminaron en los ratones los genes 4EBP1 y 4EBP2, que se encargan de generar en el organismo proteínas inhibidoras de la síntesis de otras moléculas. Hallaron que los roedores sin esos genes aumentaban los niveles de la proteína IRF7, que juega un "rol central en la respuesta inmunológica innata" al ser responsable de la producción de interferones, unas moléculas generadas como respuesta a las infecciones, subrayó Colina, Sin esos genes "disparas la respuesta inmune de una forma exacerbada" y la capacidad de la célula para producir interferón es "muchísimo más elevada", reconoció el científico, quien también advirtió que el efecto adverso es "indeseado", ya que si se sintetiza en exceso "puede matar a tus propias células". La reacción de los ratones se probó al inocularles el virus de la encefalomiocarditis (EMCV), el de la estomatitis vesicular (VSV), el de la influenza o gripe (FLU) y el sindbis (SV). En la siguiente etapa de investigación se intentará probar si sucede lo mismo en las células humanas, explicó Colina, para quien la finalidad está en encontrar un "compuesto químico que bloquee los represores y genere más interferones en nuestras células cuando se desee". "A veces en ciencia uno investiga sin encontrar lo que causa determinados procesos y nosotros tuvimos la suerte de encontrarlo tras un trabajo arduo, elaborado y pensado", reflexionó el científico uruguayo".
El Doctor Rodney Colina, estudió biología en la Facultad de Ciencias de la Universidad de la República (Uruguay) y realizó sus estudios de maestría y doctorado bajo la supervisión del doctor Juan Cristina en el laboratorio de virología molecular.
En 2004 se trasladó a Canadá para realizar sus estudios postdoctorales y regresó a Uruguay a finales de enero de 2008 para intentar dedicarse a la ciencia en su país de origen.
Es una "gran hazaña" ya el mero hecho de "pensar en trabajar en nuestro país en la ciencia", dice Colina, porque la inversión es "muy baja y necesitamos más apoyos tanto estatales como privados", destacó.
El estado uruguayo "tiene en este momento prioridades muy marcadas para combatir la pobreza y mejorar la educación y la salud", aseguró Colina, quien reconoció que durante el último período de Gobierno "ha mejorado la inversión en ciencia, aunque aún es muy insuficiente".
"Otros países de la Unión Europea o del norte de América deberían mirar hacia el sur para darse cuenta de que existimos algunos científicos locos que podríamos realizar proyectos de colaboración con ellos", reclamó.
Para Colina es una "lástima" que gente como su colega Mauro Costa-Mattioli no puedan desarrollar su carrera en Uruguay, ya que los salarios y los proyectos de investigación son "muy poco competitivos".
Colina dará clase de virología en la Facultad de Ciencias e impartirá algunos cursos sin dejar de lado la investigación, a fin de no tener que volver a irse de su país, porque ese sí sería "un viaje sin regreso"."


DE TALA A MONTREAL_ El Doctor Mauro Costa Mattioli, de 32 años, nació en Tala, departamento de Canelones. Si bien sus padres aseguran que su interés por la Ciencia se notaba desde que era niño, él asegura que fue algo progresivo. “Me gustaba la bioquímica y la biología pero no era fanático. Mi interés se despertó en los últimos años en la Facultad de Ciencias, se profundizó cuando fui a Francia y se agudizó cuando llegué a Canadá.” dijo Costa-Mattiolli, biólogo molecular y Doctor en Ciencia.
Cuando estaba en 2º año de Facultad asistió a una charla del doctor Juan Cristina, hoy director del Centro de Investigaciones Nucleares. "Me pareció una persona muy bien. Lo abordé y le pregunté si me dejaba hacer prácticas gratuitas en su laboratorio para adquirir experiencia. De ahí se creo una amistad que sigue hasta hoy". Costa-Mattioli se incorporó a su equipo de investigadores y trabajó junto a él hasta finalizar la carrera. Como integrante de este proyecto, que contaba con la financiación de la Unión Europea, una vez recibido el joven investigador viajó a Francia para hacer un posgrado. "Hice una maestría en París con una beca de la embajada de Francia y después hice mi tesis de doctorado en la Universidad de Nantes, financiada por el proyecto del Dr. Cristina. Fue una posibilidad de oro".
Costa-MattiolIi reconoció que lo más rico de la experiencia en Nantes fue trabajar en un laboratorio con más de 20 años de experiencia, en contraste con el laboratorio de Juan Cristina, que si bien hoy es muy productivo, entonces recién se instalaba. "Salí de algo un poco artesanal a un laboratorio más establecido, en el cual los medios estaban a disposición prácticamente para todas las preguntas que se hicieran. No era que uno avanzaba un paso y tenía que ir tres para atrás. Fue mi primer contacto con la “ciencia que rueda” aunque la ciencia a primer nivel iba a llegar en Canadá".
Cuando terminó el doctorado en Nantes fue aceptado por el departamento de Bioquímica de la Universidad McGill de Montreal, la más reconocida de Canadá. Allí realizó un pos-doctorado y se incorporó al equipo de investigadores del laboratorio de Nahum Sonenberg, un referente en la síntesis de proteínas y el cáncer.
Previa instalación en Montreal volvió a Tala para casarse junto con quien ahora tiene gemelos de tres años. "Pasamos por acá, nos casamos y nos fuimos de luna de miel a trabajar en el laboratorio", dijo Costa- Mattioli con humor.
En 2005 Costa-Mattiolli publicó, en la prestigiosa revista científica Nature, un artículo que mostraba la primera evidencia genética de que la proteína GCN2 regulaba la memoria, hasta entonces solo se contaba con evidencia farmacológica. En abril del 2007, el científico uruguayo dio otro paso en su investigación demostrando porqué y de qué manera otra proteína denominada eIF2 incidía en la memoria. "Es el interruptor de la memoria, lo que la apaga o la prende. Antes habíamos descubierto la mano que enciende ese interruptor, fue la escopeta para llegar al blanco". El descubrimiento se centró en que cuando la actividad de esta proteína disminuía, un grupo de ratones lograban mayor memoria. En algunos experimentos los roedores eran entrenados en una piscina con una plataforma sumergida. Después de varios días, los que tenían la proteína mutada eran capaces de encontrarla más rápido que los normales."Aprendemos por repetición, sin embargo en estos ratones no había necesidad de repetición, una vez que se los entrenaba aprendían. A una persona memorizar un poema le lleva tres o cuatro lecturas sin embargo, el equivalente humano de estos ratones podría leer y conservar la información a largo plazo". Como consecuencia de este avance científico, el biólogo molecular fue entrevistado por medios de prensa de todo el mundo, entre los que estuvieron el Washington Post y el italiano Corriere della Sera.
Hoy, el científico canario busca formar su propio laboratorio para profundizar su investigación. "Me estoy presentando a muchos lugares para que en vez de dos manos haya 10 trabajando conmigo en un mismo proyecto para que avance más rápido y llegar a la raíz del problema". Consultado sobre si volvería a Uruguay, Costa-Mattiolli dijo que si bien es algo que le gustaría, no cree que en el país estén dadas las condiciones necesarias. "Todo el mundo conoce los sueldos que se pagan a los investigadores y cuánto se destina para hacer Ciencia en Uruguay. Después de casi 10 años de estar en el exterior, tener un poco de suerte y que las cosas me hayan salido bien no puedo poner en juego el bienestar de mi familia". (Jueves, 21 de Febrero de 2008 _ Autor: Albérico Barrios.)
ÚLTIMO MOMENTO_ 12 noviembre 2008
Científico uruguayo gana premio internacional de neurobiología
Galardón para Mauro Costa-Mattioli por su investigación sobre la memoria.
Washington – "Mauro Costa-Mattioli, un científico uruguayo que actualmente trabaja en Estados Unidos, ganó el Premio de Ciencias Eppendorf 2008 en Neurobiología por haber identificado una proteína que controla la formación de memorias perdurables.
Este Premio en Neurobiología lo conceden anualmente Eppendorf AG, empresa de biotecnología con sede central en Hamburgo (Alemania), y la revista Science, publicada en Washington por la Asociación Estadounidense para el Adelanto de la Ciencia.
Los finalistas en 2008 fueron el doctor Hendrikje Nienborg, investigador de postdoctorado en los Institutos Nacionales de la Salud, y Claudio Hetz, profesor adjunto en la Universidad de Chile y profesor adjunto en la Universidad de Harvard.
El ganador y los finalistas recibirán un reconocimiento en la reunión anual de la Sociedad de Neurociencia, que tendrá lugar en noviembre en Washington".(Por Daniel Gorelick_Redactor)

2 comentarios:

Ricardo Sosa dijo...

Me desasne... gracias
prof. Ricardo Sosa Parque del plata

abrecabezas dijo...

gracias Wilson como siempre tu blog es de gran ayuda en los deberes